• El embutido ibérico

    La parte estrella del cerdo ibérico siempre ha sido el jamón y también, aunque en menor medida la paleta, pero de este noble animal también se hacen unos excelentes embutidos que pasamos a citar:

    - Chorizo ibérico.
    Su ingrediente principal es el magro de cerdo, que se adoba con pimentón y se sazona para dejarlo macerar unas 24 horas. La curación es de unos 3 meses por medio de secado natural.

    - Salchichón ibérico.
    Igual que el chorizo, se hace con magro, pero el adobo es con pimienta y nuez moscada. La curación es también de 3 meses y por medio de secado natural.

    - Morcón ibérico.
    El procedimiento de elaboración es exactamente igual al del chorizo, con la diferencia de que se embucha en tripa por loo que queda con superficie más irregular y la pieza sale más gruesa. Su curación es de 3 meses.

    - Lomo ibérico.
    La pieza más preciada del despiece del cerdo ibérico, también la más cara. Su proceso de curación, después del adobado y el embuchado, es de 3 a 5 meses a una temperatura de unos 14º con una humedad relativa del 75%.

    - Lengua ibérica.
    Hermana menor de los otros productos, cada día tiene más auge. Su preparación es similar a la del lomo.

    Consejos para su consumo:
    - Los embutidos se consumen en crudo, preferiblemente a temperatura ambiente y en lonchas finas. Dicen los entendidos que lo ideal es servirlo en un plato previamente templado con agua caliente.
    - Si el embutido está envasado al vacío, deberemos abrirlo unos 20 minutos antes de consumirlo para que no se peguen las lonchas y su sabor sea óptimo.
    - Las piezas empezadas debemos conservarlas en la nevera pero bien envueltas en papel de estraza o de aluminio para que no sequen ni se altere su sabor.
    - Consumir en compañía de un buen tinto de crianza.

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo