• La alimentación del cerdo ibérico

    La alimentación del cerdo ibérico es fundamental para su posterior desarrollo y, aún más importante, para su sabor. La alimentación de un cerdo ibérico es igualmente fundamental en su precio pues dentro de los cerdos de esta raza la alimentación es la que va a marcar el valor de mercado que alcancen las distintas piezas.

    Las distintas maneras de alimentación del cerdo ibérico no están perfectamente claras pero la inmensa mayoría de las empresas y denominaciones de origen usan esta, en tres tramos, que utilizaremos nosotros. Las tres alimentaciones son: de bellota, de recebo y de campo.

      » De bellota: procede de aquellos animales que durante la montanera fueron exclusivamente alimentados con bellotas y hierbas.
      » De recebo: proceden de cerdos que, aunque fueron alimentados con bellotas y hierbas, recibieron además una dieta suplementaria a base de piensos autorizados.
      » De campo: proceden de cerdos que fueron alimentados con piensos autorizados. Esta es el nombre que más varia pues los otros son bastante comunes. Algunas denominaciones, como la de Jabugo, lo llaman “de pienso criado en libertad”.

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo